Agua estancada,
viscosa y sucia.
Se me va el oxígeno,
se me va la voz.
Todo se va.

De repente,
una hoja en blanco.
Perdí
el hilo de la historia,
me quedé fuera
de foco.

Fuera de todo.

*

Entre parpadeo y parpadeo,
tu nombre.
Como marca de fuego,
tatuada en la retina,
repitiéndose,
distorsionándose.
Se proyecta en el piso,
en la vista de mis viajes,
en los pasillos.

Diseñadora Gráfica y Artista Visual de Buenos Aires